miércoles, 26 de septiembre de 2012

Ella expresa esto con verdad.


Ya existía desde antes de que ella naciera. Libre, tierna, indefensa, tan pequeña, pero tan grande para los demás.
Su primer paso fue difícil, la caída de la bici dolió, el último día de secundaria era nostálgico, su primer amor perfecto y la entrada a la universidad temerosa, temerosa la sensación a todo lo desconocido.

Ella es parte de la sociedad, evoluciona con cada etapa, cada logro, con cada caída, además ella cree, cree en algo. Mística algunas veces y otras un tanto incrédula. Si lo crees, lo tienes, lo sientes, ella lo llama fe. No sabe mucho sobre él, pero lo ama. Ama la vida y cree en el amor.

Construye su verdad con cada conocimiento que adquiere. Aunque olvida fácilmente puede recordar cada detalle.
Ataduras, miedos, desconfianza y muchas decepciones es lo que la sociedad le ha enseñado. Ella tiene un arma muy importante, poderosa e interminable, la paz. Ella puede luchar junto a ella, es bastante vieja pero demasiado sabía, ya existía desde antes que ella naciera, lucharía junto a la vida.

Porque está dispuesta a llegar tan lejos como la razón la guie y la evolución humana trascienda.

Ella expresa esto con verdad, pero también con la certeza que para los demás no vale nada, así como los cuadros de Miguel Ángel, para algunos manchas de pintura, para los que reflexionan, se ponen en el lugar de los otros, para los sabios, es arte.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada